Endless Boogie, blues rock de alto octanaje

13 de noviembre, Rocksound. Entradas AQUI.

 

Formados en 1997 en Nueva York, surgieron de la unión de tres trabajadores de Matador Records y un coleccionista profesional de discos. Objetivo: hacer jams. No fue hasta 2001 que ofrecieron su primer concierto, como teloneros de Stephen Malkmus de Pavement. Tras un par de vinilos casi anónimos a mitad de la década, en 2008 llegó su primer LP formal, “Focus Level”, en el que ya quedaba clara su pauta: mugrientos lametones de guitarra, un ritmo firme, algún grasiento solo, la voz del cantante Paul Major (“en algún lugar entre John Lee Hooker y el graznido de Captain Beefheart”, ‘The Guardian’ dixit) y una jam a perpetuidad. Temas largos, letanías como se Neu! hicieran blues a 5rpm, comparaciones con Canned Heat, ZZ Top, los Flamin’ Groovies de “Teenage Head”, Amon Düül II. Después han llegado tres discos más: “Full House Head” (2010), “Long Island” (2013) y “Vibe Killer” (2017). En el último de ellos, una canción, “Back in 74”, funciona casi como una declaración de intenciones, no solo por el título, que también, sino por cuando dice que “mis amigos no se pintaban los ojos por Bowie y Kiss, tampoco traían sus propias cometas, no tenían cometas, estaban libres de la moda”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s